Inicio DESTACADA Tombolini: En el gobierno de Macri se decidió «rifar todas las variables...

Tombolini: En el gobierno de Macri se decidió «rifar todas las variables económicas»

En charla con Télam, el vicepresidente del Banco Nación aseguró que el presidente Fernández recibió un país «con muy poco margen de maniobra». Además, Tombolini admite que con la pandemia «los dirigentes políticos tenemos que recuperar la capacidad de escuchar a la sociedad, mas allá de nuestras ideas y de nuestros sesgos».

El vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini, dijo este domingo que en el gobierno de Mauricio Macri «hubo una decisión de rifar todas la variables económicas con tal de recuperar algún voto» entre las PASO y las elecciones generales de 2019, y destacó que el presidente Alberto Fernández buscó «corregir la situación emergente de las asimetrías».

«Eso dejó un punto de partida con muy poco margen de maniobra para un presidente que asumió con una agenda muy distinta a la que dejó Macri», expresó en una entrevista con Télam sobre su nuevo libro «La otra campana», editado por Galerna.

En ese trabajo repasa qué país recibió el Presidente cuando asumió, las medidas adoptadas antes y durante la pandemia y las perspectivas a futuro.

Tombolini, ¿qué país recibió el Presidente?

-Un país que cuando uno observa el comportamiento de la economía a partir de agosto cuando Macri pierde las PASO, allí se profundizan dos variables que terminan condicionando el margen de maniobra de la Argentina. La primera que queda claro es que la decisión de Cambiemos de manejar la economía con un fin político electoral, no importando el costo que esto pudiera tener, fue clara, absoluta y contundente…

Entre el 9 de agosto de 2019 y el 10 de diciembre el dólar pasó de 46,20 pesos a 62,70, subió 35%. Las reservas líquidas cayeron 54,9%, la bruta 34% y los precios subieron 18%. Claramente hubo una decisión de rifar todas la variables económicas con tal de recuperar algún voto entre las PASO y la general. Eso dejó un punto de partida con muy poco margen de maniobra para un presidente que asumió con una agenda muy distinta a la que dejó Macri.